Exhorta el Congreso del Estado al Gobierno Federal a reducir las tarifas de energía eléctrica en la entidad.

12
Diputada Solead Saldaña Bañalez.

La Paz, Baja California Sur, a 18 de Octubre de 2018.-  El Congreso del Estado aprobó por unanimidad hacer un llamado al Presidente de México, Enrique Peña Nieto para que decrete el cambio de tarifas eléctricas de costo más bajo a usuarios domésticos, en lugar de las que actualmente establecen para los municipios de Comondú, Loreto, Mulegé y Los Cabos que no fueron beneficiados con la reducción de tarifas aplicadas en el Municipio de La Paz en el mes de octubre de 2013, y que no fueron incluidas ,y así  puedan acceder a estos beneficios que también validen una nueva reclasificación, porque definitivamente los climas no son los mismos que hace tres años.

Presentado al pleno de la XV Legislatura por la Diputada Soledad Saldaña Bañalez, el punto de acuerdo votado en forma unánime exhorta a la Comisión Nacional del Agua para que en un breve lapsod e tiempo “instalen estaciones meteorológicas móviles en la entidad para la medición de las temperaturas que sirven de base para fijar las tarifas eléctricas que se pagan en la entidad”.

En un tercer resolutivo los integrantes de la XV Legislatura  hacen un llamado al Director General del Fideicomiso para el Ahorró de Energía Eléctrica (FIDE) a fortalecer los recursos que se otorgan en el estado a través dicha instancia para inducir y promover el ahorro y uso eficiente de la energía eléctrica en usuarios domésticos, industriales, comerciales y servicios, y en pequeñas y medianas empresas, en el gobierno estatal, y en la residencial y agrícola.

La diputada Soledad Saldaña argumentó que los beneficios que se darían con la denominada reforma energética “que prometió tarifas eléctricas más bajas para los usuarios domésticos y competitivas para los sectores productivos, “aún no se refleja en los bolsillos de quienes siguen pagando altos cobros por consumo de electricidad. Por el contrario, los aumentos en los cobros de los servicios de gas, de energía eléctrica y de combustibles, son verdaderamente preocupantes para las clases más desprotegidas de Baja California Sur”.

Compartir