Hospital Salvatierra mantiene vigente su tradición formativa.

13
Como parte de su programa de enseñanza, el Hospital General con Especialidades Juan María de Salvatierra egresó de su internado a 14 médicos de pre grado, quienes fortalecieron sus conocimientos y su vocación durante un año de estancia en la institución.
  • Como parte de su programa de enseñanza, el hospital estatal de referencia egresó a 14 médicos de pre grado.

Como parte de los esfuerzos que realiza desde hace más de cinco décadas en la formación de profesionales de la salud con un alto perfil humanista, el Hospital General con Especialidades Juan María de Salvatierra llevó a cabo la graduación de 14 médicos internos de pre grado, quienes concluyeron esta etapa de su preparación académica tras un año de permanencia en la institución.

Durante su estancia en el hospital de referencia de Baja California Sur, los internos (que cursaron su formación teórica en universidades como la de Guadalajara, Autónoma de Baja California, Autónoma de Guadalajara, Xochicalco y La Salle), llevaron a la práctica los conocimientos adquiridos durante su etapa escolarizada de formación, indicó el subdirector de Enseñanza del nosocomio, Cesar Fireth Pozo Beltrán.

Durante su internado, los hoy egresados tuvieron el apoyo de tutores especializados para brindar atenciones en urgencias, medicina preventiva, pediatría, ginecología y otras áreas, pero en especial pudieron fortalecer su vocación de servicio, al asistir a personas que se encontraban en momentos de adversidad por registrar alguna afección o enfermedad.

Mediante este trabajo que consolida el compromiso social hacia los pacientes, el Hospital Salvatierra contribuye a la mejora cualitativa en los servicios de salud de Baja California Sur y del país, mencionó Pozo Beltrán, al añadir que estos médicos en formación ahora deberán continuar con su servicio social.

En la entrega de constancias por la satisfactoria conclusión del internado en pre grado estuvo presente el director del hospital, René Urcadiz, así como los padrinos de la generación, que fueron los doctores Gabriela Olachea Agúndez y Timoteo Armenta Mesino.

 

Compartir