Llama la diputada Elizabeth Rocha a combatir y erradicar la violencia familiar de Baja California Sur.

La diputada Elizabeth Rocha llamó al ISMUJER a hacer una campaña de la aplicación “Mujer Segura”, a la PGJE a hacer campaña de la denuncia de la violencia familiar y al TSJ para crear una campaña de concientización en jueces y magistrados para considerar penas ejemplares en contra de quienes sean condenados por el delito de violencia familiar.
  • Advirtió que el problema es serio, ya que la cultura en México en ocasiones normaliza la violencia al seno del hogar y eso incentiva la impunidad en el delito.
  • “La violencia familiar es el la antesala de feminicidios, homicidios, lesiones graves y en algunos casos suicidios”.

La diputada Elizabeth Rocha Torres exhortó a la Procuraduría General de Justicia del Estado, a realizar campañas de prevención de la violencia a la ciudadanía, adultos mayores, mujeres y menores;  al Tribunal Superior de Justicia a realizar campañas de concientización en jueces y magistrados a fin de aplicar penas ejemplares a los ofensores de violencia familiar y al INSMUJERES para implementar campañas de difusión sobre la aplicación móvil “mujer segura”.

Al reconocer que la violencia familiar es el delito con mayor incidencia en Baja California Sur, (según datos del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública), destacó que las acciones preventivas contra  la violencia en el hogar son fundamentales,  para evitar se siga propagando y para evitar lamentar delitos mayores como el feminicidio, homicidio, suicidio o lesiones graves; además, la implementación de sanciones ejemplares seria de suma ayuda al combate de esta conducta atípica y ofensiva.

Al referirse al Instituto Sudcaliforniano de las Mujeres, adujo que es urgente implementar una amplia campaña de difusión en escuelas y grupos de mujeres, sobre el uso  “MS” como una medida preventiva para dar a conocer la aplicación como herramienta en caso de sufrir violencia familiar.

La coordinadora de la fracción del PAN en la Cámara local, advirtió que el problema es serio, ya que la cultura en México en ocasiones normaliza la violencia al seno del hogar y eso incentiva la impunidad en el delito, situación por demás reprobable, ya que violencia es violencia sin importar el grado, es decir, no debemos de criminalizar la violencia, si ésta es de alto impacto y normalizar la violencia menor como jaloneos, empujones o golpes que no dejen huella física, o bien la psicológica; al final toda violencia es delito, además de ser preámbulo de delitos mayores y de consecuencias lamentables, porque es la antesala de feminicidios, homicidios, lesiones graves y en algunos casos suicidios.

Compartir