Modernizamos las acciones de salud para proteger el bienestar de las familias: CMD

3
El Gobierno del Estado continúa con el interés de concretar el proyecto “Wolbachia”, a través del cual se busca reducir la incidencia de enfermedades como el dengue y chikungunya, transmitidas por la picadura del mosquito, señaló el gobernador Carlos Mendoza Davis luego de conocer sobre la rehabilitación del insectario, como parte de esta estrategia de salud.
  • El insectario de la Secretaría de Salud se rehabilitó para fortalecer el proyecto Wolbachia, cuyo objetivo es minimizar los casos por Dengue, Zika y Chikungunya.

 “Para proteger la salud de nuestras familias, en Baja California Sur retomamos el método Wolbachia que en 11 diferentes países ha logrado resultados eficientes en el combate al dengue, Zika y chikungunya”, expresó el gobernador Carlos Mendoza Davis luego de ser informado que el insectario de la Secretaría de Salud en el estado fue rehabilitado de manera integral para fortalecer el desarrollo de este proyecto.

Este método avalado por la Organización Mundial de la Salud, dijo, cuyo objetivo es minimizar el número de casos registrados por estas enfermedades en la entidad, se basa en la innovación científica desarrollada por la Universidad de Monash en Australia, para introducir una bacteria llamada Wolbachia a los mosquitos Aedes aegypti, que impide al insecto transmitir el dengue, Zika y chikungunya a los humanos, explicó.

Con el uso de esta tecnología, los zancudos portadores de Wolbachia se liberan para que se apareen con los moscos locales y transmitan la bacteria a las nuevas generaciones de mosquitos, de tal manera que se disminuyan los riesgos por estos padecimientos para las familias sudcalifornianas.

Mendoza Davis comentó que durante su primera etapa, este vanguardista método de control biológico será aplicado en dos polígonos de la ciudad de La Paz, como resultado del esfuerzo que el Gobierno del Estado sumó con la organización internacional sin fines de lucro World Mosquito Program (WMP), acuerdo que permitió llevar a cabo una amplia rehabilitación en la infraestructura y equipamiento del insectario de la entidad, comentó.

En ese inmueble, los especialistas de la Secretaría de Salud realizarán el trabajo de laboratorio para corroborar que los moscos a liberar posean la bacteria Wolbachia, que es inofensiva para las personas, los animales y el medio ambiente, pero que es determinante para impedir la transmisión de las enfermedades mencionadas a los humanos.

 

 

Compartir