Se promueve la cultura del autocuidado en habitantes de Cabo San Lucas.

La secretaría de Salud en la entidad capacitó personal operativo en prevención y detección oportuna de enfermedades de la mujer, con un enfoque prioritario en la etapa reproductiva.
  • La institución estatal desarrolló una feria de medicina preventiva en el COBACH 04 de esta delegación.

La Secretaría de Salud en la entidad, realizó una feria de medicina preventiva para la mujer en el COBACH 04 de Cabo San Lucas, con esta actividad se busca dar el impulso de hábitos que ayuden a prevenir y controlar enfermedades, siendo esta una prioridad de trabajo que lleva a cabo el gobierno del estatal para fortalecer las condiciones de bienestar de los sudcalifornianos.

Durante esta actividad, promotores de la salud informaron tanto a las alumnas, como a vecinas de la colonia Matamoros y zonas aledañas, los diversos beneficios que obtiene su organismo al adoptar una alimentación balanceada, que van desde el fortalecimiento del sistema inmunitario hasta el control del peso corporal, indicó el jefe de la Jurisdicción Sanitaria 4 Los Cabos, Andrés Flores Gómez.

Este acercamiento ciudadano de los servicios de salud preventiva se ha fortalecido durante la actual administración estatal, con la premisa de sensibilizar a las personas sobre el impacto altamente positivo que pueden lograr en su calidad de vida cuando comen sano y realizan ejercicio diario, mencionó Flores Gómez al comentar que esta feria se dirigió específicamente a la mujer, con la intención de que tomen mayor conciencia sobre la importancia de cuidarse.

En esta interacción se enfatizó que no se debe esperar a la presencia de una enfermedad para cambiar de hábitos, es preferible hacerlo desde hoy para reducir factores de riesgo como la obesidad y sobrepeso que pueden derivar en padecimientos crónicos como diabetes, hipertensión, insuficiencia renal o accidentes cerebro vasculares.

En este espacio también se les convocó a realizarse la autoexploración de mamas una vez al mes a partir de los 20 años de edad; la mastografía una vez que hayan cumplido los 40 y la citología cervical desde los 25 años, al ser estudios diagnósticos que respectivamente permiten identificar el cáncer de seno y útero en etapas tempranas.

 

 

 

 

 

Compartir