Sobre el uso de las tarjetas bancarias a partir del 2020, habla reconocido Contador Público de Loreto.

  • El  C.P. Gabriel García Gaspar, comparte su punto de vista ante las Reformas Fiscales que entrarán en vigencia dentro de unos días. 

Derivado de la Reformas Fiscales que se aplicaran en el ejercicio 2020, existe mucha incertidumbre en este municipio de Loreto sobre un tema en especial; “El uso de las tarjetas Bancarias (crédito y débito)” en este sentido abundaremos algunos puntos importantes para entender mejor cómo será la aplicación de este procedimiento que ejercerá la autoridad fiscal en el próximo año, así lo expresó en reciente entrevista con Zona Conchó el Contador Público Gabriel García Gaspar, propietario del despacho contable ¨G&B Consultores Administrativos¨:

García Gaspar señala como antecedente la fecha del pasado  19 de noviembre, cuando se firmó un acuerdo entre el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Asociación de Bancos de México, con el fin de simplificar la generación de Facturas Electrónicas al momento de realizar un pago con tarjeta bancaria en una terminal punto de venta de un establecimiento comercial. Esto significa que el RFC del contribuyente se asociará con una tarjeta para integrar el proceso de facturación, en este sentido – dijo-,  el contribuyente tendrá la certeza de que se generó la factura, y no tendrá que dar un dato adicional para obtener su factura.

Ante la incertidumbre y rumores que se ha generado por este acuerdo, mismo que se ha señalado que este mecanismo, será utilizado por la Autoridad Fiscal para ir en contra de los contribuyentes que utilicen tarjetas bancarias para realizar sus operaciones habituales. En primer lugar, este cambio no significa que a partir de ahora vaya a haber más fiscalización a través del uso de tarjetas, porque en realidad esta fiscalización ya existe desde hace más de una década, aclara el Contador Público Gabriel Garcia Gaspar.

“Ya están fiscalizados todos los pagos que nosotros hacemos con la tarjeta. No importa en qué nos gastemos el dinero, puede ser para fines personales o de negocios, lo que al SAT le interesa es el dinero con el que yo estoy pagando la tarjeta de crédito, y ese dinero es del que se me va a cuestionar su origen. En qué use la tarjeta o cómo me gaste ese dinero no es tan relevante”, menciona en su entrevista el Contador Público.

En este contexto, la autoridad fiscal ha emitido información al respecto para no confundir al contribuyente. De acuerdo con el SAT, la factura instantánea es sólo una medida de facilitación para la emisión de este comprobante, por lo que calificó como mentira que con este mecanismo se vayan a fiscalizar los gastos que se hagan con una tarjeta para comprobar si existe un tema de discrepancia fiscal. También señaló que es mentira que será obligatorio la expedición de la factura instantánea, pues de inicio cada establecimiento y consumidor decidirán si expide o solicitan el documento.

En resumen no es una tema de fiscalización, si no de simplificación en la emisión de la Factura electrónica, muchas veces al realizar un gasto y pagamos con tarjeta ya sea de crédito o débito, y solicitamos la factura electrónica para hacerla deducible al momento de realizar nuestra declaración de impuestos, nos solicitan datos fiscales para la emisión de la factura electrónica, y en ocasiones nos afirman que nos mandaran a los correos electrónicos proporcionados, la cual no sucede y por ende nos genera un problema en nuestro pago de impuesto. Con este mecanismo el SAT quiere evitar este tipo de problemas, manifiesta Garcia Gaspar.

A continuación, el reconocido titular del despacho contable G&B Consultores Administrativos comparte lo que cataloga como:

Mitos y realidades.
Mitos
• Con la factura instantánea fiscalizarán los gastos que una persona realice con su tarjeta y comprobarán si existen diferencias entre ingresos y gastos.
• Será obligatoria la expedición de la factura instantánea.
• Todas las tarjetas tendrán integrado el RFC.
Realidades
• La factura instantánea sólo es una medida de facilitación.
• Cada establecimiento y consumidor decidirá si expiden o solicitan la factura instantánea.
• Será decisión de cada contribuyente si quiere incluir el RFC y cada banco definirá el procedimiento para incorporarlo.

Compartir