Unidad de Hemodiálisis atiende a pacientes con diferencia renal crónica.

A través de su UNEME Hemodiálisis, la SSA de BCS brinda tratamientos que ofrecen una mejor calidad de vida a pacientes con insuficiencia renal crónica.
  • Más de 80 mil sesiones de diálisis se otorgaron en esta unidad estatal durante 2018.

A través de los servicios otorgados en las unidades médicas especializadas de la Secretaría de Salud en el estado, como es la de hemodiálisis ubicada en el municipio de La Paz, se ofrece un mejor presente a los sudcalifornianos que enfrentan condiciones de alta vulnerabilidad por registrar deficiencia renal crónica y por carecer de seguridad social en IMSS o ISSSTE.

Esta UNEME otorgó durante 2018 un total de siete mil 213 consultas, 80 mil 560 sesiones de diálisis y cinco mil 584 de hemodiálisis a personas que presentan una avanzada y permanente insuficiencia renal, quienes logran con esto mejores condiciones de bienestar, indicó el doctor Carlos Colín Torres.

La enfermedad crónica renal puede tener su origen en enfermedades crónico degenerativas como la diabetes o la hipertensión, así como en afecciones en las vías urinarias o por la incidencia de padecimientos autoinmunes como el lupus, explicó el director de la institución.

La hemodiálisis se otorgan prioritariamente a usuarios que radican en la capital del estado, ya que deben acudir cada tercer día a sesiones de hasta tres horas en las que se utilizan equipos especializados para filtrar la sangre y eliminar los líquidos innecesarios, proceso que ayuda a regular la presión arterial y mantener en equilibrio la sustancias químicas en el cuerpo, detalló.

Los pacientes foráneos son capacitados en diálisis peritoneal, para que con el apoyo de equipos automatizados puedan realizar en su domicilio este tratamiento que conduce un líquido de limpieza a través de un catéter colocado en el abdomen para filtrar los desechos de la sangre.

Colín Torres puntualizó la importancia de que la ciudadanía tome conciencia sobre la importancia de adoptar estilos de vida saludables que prevengan la diabetes e hipertensión, que figuran entre las principales causas de falla renal crónica.

 

 

Compartir